RECOGIDA DEL NINOT MAYOR DE LA EXPOSICION

Más de 700 Ninots se distribuyen a lo largo de 3.600 metros cuadrados de superficie del Salón Arquerías del museo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

El pasado día 15 a eso de las 19.30 horas, al frente el estandarte de la Falla Zapadores, seguido de la comisión y nuestros representantes del presente ejercicio la FM Mª ANGELES MOLINA NACHER y el PRESIDENTE RUBEN RAMO MARTINEZ, y una marchosa charanga, marcharon a la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, a recoger nuestro ninot, para horas mas tarde ponerlo en el lugar que le corresponde en nuestra Falla., para la admiración del personal que se acerque a nuestra barriada, para contemplar nuestro monumento.

Los “ninots” son las figuras que componen las escenas de los monumentos falleros. Las fallas son unos peculiares monumentos satíricos, realizados con materiales combustibles (cartón, madera, etc.), que se montan en las plazas y en los principales cruces de calles, se exponen al público durante varios días y se queman en la noche del 19 de marzo, festividad de San José.

Los monumentos los realizan los artistas falleros que trabajan para cada comisión organizada por los vecinos de cada barriada, que durante todo el año trabajan para esta gran fiesta fallera. Es en febrero cuando cada comisión aporta su mejor “ninot” que se muestra en una exposición colectiva. Estas figuras se recogen el día de la plantà que es el momento en el que la ciudad se llena de silbatos, música de charanga y se forma un pasacalle con los ninot hasta llegar al monumento del que forma parte.

¿Qué hay bajo sus pinturas? Los ninot del XVIII y principios del XX tenían el alma de madera o alambre recubierta de estopa y revestida con telas o prendas viejas. Para los pies se utilizaba calzado en desuso y las extremidades se formaban con guantes rellenos de esparto. A mediados del XIX la técnica de la cera toma un lugar preferente para realizar los rostros, la pintura son de óleo. En los años 30 para las fallas monumentales se instala la técnica “tirar de cartó”, la misma técnica que se utilizaba para la producción de muñecos de juguete. El moldeado completo del ninot en cartón llega en los años 50. Dos décadas después el poliéster ofrece a las figuras una mayor resistencia y más ligereza. Esta nueva técnica ofrece más rapidez de ejecución, utiliza acelerante de secado y reforzado con fibra de vidrio, la pintura sigue el sistema tradicional. En los últimos años también se ejecutan las figuras con poliestireno expandido o corcho blanco que no necesita molde, creando piezas únicas sin posibilidad de reproducción seriada.

Todos estos trabajos están realizados por artistas versátiles con una gran imaginación y creatividad. Son una mezcla de arquitectos, escultores, pintores y decoradores. Cada artista fallero tiene una seña de identidad que le identifica y diferencia de otros artesanos de su mismo gremio.  El artista fallero es más que un escultor de gigantescas figuras, más que un pintor o más que un carpintero es un “artista total”.

 

Texto:  de la web de Revista de Arte – Logopress

y comentario de la web zapadores